Sustentabilidad, la rendición de las grandes marcas y el futuro de las mismas.

Claudia Quirós Fernández
Trend Analist & Designer
Responsable del Observatorio de Tendencias Globales
Parque de InnovaciónDe La Salle

¿Y si creemos que las grandes marcas son la respuesta a un futuro más brillante, ético y sustentable para todos?

“Sabemos que necesitamos un nuevo sistema de consumo, sustentable, ético, saludable y más justo para TODOS. Y hoy, hay una respuesta consciente para cómo construir este futuro”.
(David Mattin)

Una transformación radical se está deslizando en los modelos de negocio a nivel global, conforme se despierta un profundo entendimiento por adoptar soluciones sustentables que marcarán la diferencia entre el éxito y el fracaso de las empresas y gobiernos en los años por venir.

Sustentabilidad03La información tecnológica se sienta en el centro de esta transformación. Mantener el monitoreo de la huella ecológica digital parece algo muy remoto e intangible, pero está siendo parte vital de las operaciones del día a día de los negocios y el envío de esta la información tecnológica es la clave.

Negocios y sustentabilidad se han convertido en algo interconectado.

“Lo que es bueno para el mundo y bueno para los negocios deben ser uno mismo y el mismo.” (EMC2).

Lucro y ganancias a cualquier costo ha sido un camino solo de ida, liderando cierto fracaso para aquellas marcas que buscan un indulto o perdón por ello. Las metas definidas en el Foro Global de Desarrollo Sustentable significa que los negocios con fines de lucro como meta única, simplemente hoy no son una opción.

Hoy se ve que la sustentabilidad rige y es la estrategia más importante para cualquier negocio buscando un futuro dentro de esta transformación social por venir en la década siguiente.

Obsesión con límites y reglas se deben dejar a un lado para dar paso a la creatividad y la innovación que es necesaria para encontrar verdaderas soluciones sustentables para los retos globales de crecimiento poblacional, estrés de recursos y daño medioambiental.

Como dice Simón Robinson, autor y fundador de Holonomics:

“ El punto de cambio vendrá cuando las empresas, marcas y negocios, incluyendo algunas de las más famosas y renombradas del mundo se den cuenta que la sustentabilidad puede significar oportunidad de hacer dinero haciendo el bien y teniendo un impacto positivo en el medio ambiente.”

Los nuevos consumidores  son los que están dirigiendo este profundo cambio.

Están advirtiendo cada vez más del impacto social y medio ambiental de las cosas que compran y demandan más allá que solo dejar de hacer daño.

El Consumo Regenerativo, está dando pie a la rendición de las marcas y negocios. Una comunidad que comienza a darse cuenta que puedes tener rentabilidad y salvar el mundo al mismo tiempo.

Las marcas no quieren dejar un legado de contaminación, problemas de salud a causa de impulsarnos a consumir productos con azúcar, por ejemplo, o la explotación de personas, o un daño permanente en el mundo; se dan cuenta que es tiempo de cambiar y pronto.

Una ola de startups muestran el camino hacia delante, con valores éticos, sustentables, de igualdad y justicia que se unen al nuevo comportamiento y expectativas de los consumidores, donde juntos, empresas y consumidores generan un legado mejor.

Aún faltan acciones para equilibrar la balanza; mientras las startups ayudan al planeta, las grandes marcas tradicionales no pueden seguir adelante con acciones contrarias, pues éstas pueden dañar más de lo que las startups mejorar.

Las grandes marcas y las grandes empresas tienen el poder de cambiar verdaderamente el mundo; tienen que dejarSustentabilidad04
de ser el problema y convertirse en la respuesta.

Estudios basados en las nuevas expectativas y valores de las generaciones futuras muestran que el 35% de las empresas tradicionales y las grandes marcas que conocemos hoy en día, no existirán en la siguiente década… y nos imaginamos por qué. Muchas de ellas requieren reinventarse para poder permanecer en una sociedad de consumo colaborativo, ético y sustentable. A esto es a lo que los futurólogos llaman la rendición de las grandes marcas: tienen potencial y capital humano a grandes escalas, pueden alcanzar grandes recursos y hacer cosas que nadie más (en algunos casos más que gobiernos nacionales).

El camino de redención aún está lejos del hoy, pero ya se encuentra rodeándonos y comienza a hacer eco social. Es momento de una re-ingeniería y de re-pensar, en donde las grandes empresas globales y las Mega-marcas que hoy son el problema, son la verdadera respuesta.

Nuevos cuestionamiento emergen y dan pie a los nuevos Foros Globales que plantean nuestro futuro. ¿ Podemos como sociedad, como planeta, sustentar una organización que sólo exista para hacer dinero? ¿Podrá sobrevivir en el futuro si este es su único propósito? Si nos queda la duda, aquí algunos datos:

El 80% o sea, 8 de cada 10 personas declaran que es responsabilidad de los negocios y empresas liderar las soluciones a problemas sociales (Edelman Trust Barometer 2016)

Productos eternos: modelos de negocio basados en la pronta obsolescencia han comenzado a ser una causa de rebeldía de los consumidores hacia ciertas marcas. En respuesta, las marcas están enfrentando el futuro poniendo el reto a sí mismas de crear e innovar en productos “eternos”, que solo se necesitan comprar una sola vez en la vida.

Productos modulares: Productos basados en tecnología son los que notoriamente tienen un promedio de vida más corto con consecuencias negativas para el medio ambiente.

Pero las marcas líderes comienzan sus innovaciones en crear productos modulares, para adaptar y prolongar la vida de nuestros gadgets aprovechando también la personalidad creativa e intuitiva de la Gen D y las sucesoras generaciones de las que hemos hablado, donde el modelo de consumo, es radicalmente cambiante, ya que para ellos poseer no significa más allá. Esto les permite, reutilizar, adaptar, dar un nuevo propósito o intercambiar su producto, además de otorgar a los usuarios el poder para personalizar sus objetos.

Sustentabilidad02La innovación altruista está siendo bandera de un amplio rango de marcas que ven y entienden la colaboración y los modelos de “open sourcing” como la ruta y el camino para un futuro sustentable. Marcas como Toyota son líderes en este cambio hacia la co-operación y el bien colectivo.

Muchos de nosotros nos sentimos desesperados cuando se habla de sustentabilidad o cuando hay que lidiar con responsabilidad temas de medio ambiente y cambio climático porque no sabemos por dónde comenzar, pero la sociedad está lista para contribuir a la solución; solo necesitamos las herramientas, confianza y es el momento para comenzar.

Una nueva cultura de análisis de futuros y planeación de escenarios conociendo las implicaciones de los nuevos desarrollos son parte de la cultura y formación que tenemos que generar.

Hoy se presentan nuevas herramientas y plataformas digitales para poder simular, diseñar e imaginar las implicaciones sociales de tecnologías y productos emergentes, así como inteligencia artificial.

Para un futuro totalmente sustentable se va a requerir un cambio de todo el sistema, comenzando por las cadenas proveedoras. Análisis de big data pueden minimizar pérdidas y desperdicios, colaboración de nuevos emprendedores disruptivos en colaboración con las grandes marcas incubando nuevos proyectos en colaboración y con la meta común: la sustentabilidad. El gran reto es sacar al mundo y los innovadores de la mera creación de productos de consumo a inspirarse y construir la siguiente generación de productos para consumidores conscientes.

Crear alternativas de productos que sean a su vez la alternativa para la sustentabilidad.

Para las grandes marcas , los grandes negocios y gobiernos, la lección está clara. Sustentabilidad se debe mover más allá que sólo los mensajes de marketing y responsabilidades legales, hoy son un factor de vida o muerte.

Los modelos de negocio están cambiando radicalmente, donde la pronta obsolescencia se cambia por productos eternos, o que pueden adaptarse y escalarse por siempre, donde el capitalismo es superado por la colaboración motivando soluciones a los retos que enfrentamos como especie.

La noción de consumo es repensada con una perspectiva sustentable. La visión de que la sustentabilidad no tiene rentabilidad quedará en una ilusión, ya que para la siguiente década, las marcas y modelos de negocios más sustentable serán los más rentables, ya que habrán ganado el inmenso respeto y lealtad por escuchar el clamor de suSustentabilidad05 creciente público de tomar responsabilidad y acciones éticas, justas y sustentables.

Las tendencias globales presentan retos y nuevos clusters de oportunidad a innovar; diseñemos el futuro.

Redención es un concepto cuya raíz etimológica se encuentra en redemptio, un vocablo de la lengua latina. Se trata de la acción y la consecuencia de redimir (salvar o rescatar a alguien, dar por terminado un castigo, liberar algo que estaba hipotecado o embargado).

Fuentes: Tend Watching. TWin. LSN Global.