La era del re-enamoramiento de las personas: Un nuevo orden social

Por: Claudia Quirós Fernández
Analista de Tendencias
Observatorio de Tendencias Globales Parque de Innovación De La Salle A.C.
Colaboración: Christian Stefanoni

En cada aspecto, desde lo político hasta lo personal, el viejo orden mundial está acabado. Pero más allá de la evidente disrupción, fragmentación y división, los nuevos sistemas están evolucionando.

Impulsados por actitudes frescas, ética y circunstancias sin precedentes, el futuro se ve muy diferente a cualquier cosa que hayamos visto antes. La empresas cada vez más están abarcando y haciendo todo lo necesario para cumplir
las expectativas del nuevo entorno social, donde el “sistema” está fallando.

Blog del Parque de Innovación De La SalleLas marcas y “mega marcas” están mutando de empleadoras a educadoras;
de priorizar las utilidades a priorizar la comunidad;
de un sistema de jerarquías a uno descentralizado;
de crear sólo productos a crear servicios;
de ser cerrados a crear colaboración.

Mientras la confianza en los bancos, los gobiernos y los medios está en el punto más bajo de todos los tiempos, las marcas y empresas (del sector que sean) están prosperando. Hoy, vivimos en una economía basada en la atención. Por ejemplo, una persona del continente Americano gasta más de 10 horas consultando diferentes medios.

La capacidad humana de concentración en un tema específico y nuestra habilidad para entender cosas detalladas está siendo retada significativamente. Por ello, los medios de comunicación, las marcas, causas filántropas, individuos, instituciones educativas, las innovaciones o cualquier cosa que desea ser verdaderamente vista y oída, debe cultivar enfoques profundos para poder destacar. Una cultura de distracción, tanto en casa como
en el trabajo, ha afectado gravemente la capacidad de las personas para mantenerse enfocada.

Al mismo tiempo, el modelo de familia old-fashion o “a la antigüa”, desaparece para ser sustituido por uno con parentescos más fluidos y complejos; la tecnología no sólo está ayudando a administrar el hogar, sino que se está convirtiendo en parte del mismo. Con el levantamiento de comunicar “por medio de la pantalla” y una inteligencia artificial cada vez más sofisticada, los consumidores están confiando cada vez mas en la tecnología para ayudarlos a “administrar” sus relaciones familiares, implantándola cada vez más en los pilares de la familia y creando un “nuevo parentesco”.

Algo queda muy claro: Debemos de comunicar un verdadero propósito y crear impacto positivo, servir y ofrecer herramientas que le permitan a nuestros consumidores enfocarse mejor. Necesitamos entablar una relación paternal y personalizada con nuestros consumidores, humanizar con ellos.

Fuente: LSN Global, Inglaterra.